Cirugia estomago: Bypass gástrico o derivación gástrica

Enlaces patrocinados

Es una operación que le ayuda a bajar de peso al cambiar la forma como el estómago y el intestino delgado manejan el alimento que usted consume.

Después de la cirugía, su estómago será más pequeño y usted se sentirá lleno con menos alimento.

El alimento que usted ingiere ya no irá a algunas partes de su estómago e intestino delgado que descomponen el alimento. Debido a esto, su cuerpo no absorberá todas las calorías de los alimentos que consume.

El procedimiento consiste en disminuir y restringir la absorción de los alimentos creando un reservorio pequeño a expensas de la curvatura menor del estómago separado del resto del estómago para evitar un efecto fístula más una desviación al intestino delgado en Y de Roux, consiguiendo de esta manera una saciedad precoz por el componente restrictivo más una mala absorción que añade eficacia a la técnica.[1]


Enlaces patrocinados


La técnica también actúa por efecto hormonal pues produce una disminución de la Ghrelina así como del Péptido inhibidor gástrico (GPI) que se encuentran aumentados en los obesos.[2]

El procedimiento se hace por vía abierta (laparotomia) y por vía endoscópica, siendo está última vía la más usada por reducir la estancia hospitalaria y presentar menos complicaciones de la herida o morbilidad postoperatoria, así como permitir al paciente reanudar sus actividades en menor tiempo.

Hay dos pasos básicos durante una cirugía de derivación gástrica:

  • El primer paso hace que el estómago quede más pequeño. El cirujano usará grapas para dividir el estómago en una sección superior pequeña y una sección inferior más grande. La sección superior del estómago, llamada bolsa, es a donde irán los alimentos que usted ingiere. Esta bolsa es aproximadamente del tamaño de una nuez y almacena sólo una onza de alimento.
  • El segundo paso es la derivación. El cirujano conectará una parte del intestino delgado, llamada yeyuno, a un pequeño agujero en la bolsa. El alimento que usted ingiere viajará ahora desde la bolsa hasta la nueva abertura en el intestino delgado. Debido a esto, el cuerpo absorberá menos calorías.

Resultados


Enlaces patrocinados


Con la derivación gástrica el grado de pérdida de peso es variable y depende básicamente de la conducta del paciente después de la intervención, siendo indispensables un adecuado régimen complementario dietético y de ejercicios. La perdida de peso ( entre el 50 al 75% del peso excesivo inicial) suele producirse durante los 6 a 12 meses después de la intervención después de lo cual tiende a estabilizarse, y si el paciente no sigue el régimen de dieta y ejercicios que recomiende el médico podría recuperar parte del peso perdido.[3]

Igualmente estudios han demostrado que en caso de Diabetes Mellitus tipo 2 la técnica también produce una disminución de los niveles de insulina y de glicemia.[4] Por tal razón muchos presentaron esos resultados para señalar que era una "cura" de la Diabetes Mellitus insulino dependiente, pero otros autores recomiendan considerar que hay una remisión o "regresión" que requiere vigilancia de los pacientes y que aún queda por demostrarse su resultado a mayor plazo.


Enlaces patrocinados